A propósito de la casa 33 (1)

REFLEXIONES PREVIAS.

(Extraído de la memoria del proyecto básico)

Los edificios son seres vivos. Nacen, como consecuencia de un natural y gradual proceso de colonización de la Tierra por parte del hombre. Poseen un período de vida más o menos extenso, y “ mueren”, tras haber cumplido habitualmente con el fin con el que fueron proyectados.

Y ello, para satisfacer una de sus necesidades más básicas: la de disponer de un espacio privado de protección y descanso, algo que en esencia apenas ha variado a lo largo de la historia.

Sin embargo, vivimos en un mundo en continuo cambio tal y como hemos podido comprobar con mayor fervor en las postrimerías del siglo XX. Cambian las costumbres, los valores, los roles, las preocupaciones, etc. La familia tradicional se difumina y aparecen nuevos núcleos familiares impensables hace unas décadas. Los estereotipos van dejando paso a la diversidad. Y mientras el número de individuos que componen la unidad familiar se reduce, crecen las necesidades espaciales.

Asimismo, aparecen otros factores que deben tenerse en cuenta: la incorporación de la tecnología a los usos cotidianos, la demanda de mayor confort, la preocupación por la ecología, por la higiene personal, el crecimiento de las actividades de ocio y la convivencia del trabajo en el interior de la vivienda.

Todos estos cambios afectan a nuestra vida diaria, a nuestra intimidad. Nuestra vivienda se transforma, el lugar en el que residimos y que refleja lo que sentimos, acoge multiplicidad de actividades. La vivienda no puede permanecer inmutable y a veces no basta con personalizarla con nuestros enseres .Cada vez es más habitual la realización de pequeñas o grandes obras para manifestar la apropiación del espacio. Sin embargo, las viviendas que se construyen siguen obedeciendo en su mayoría a un patrón que  corresponde únicamente con un pequeño porcentaje de la población.

Es evidente por tanto la necesidad de diversificar las tipologías para adaptarse a todos los cambios anteriormente mencionados. Y en la casa 33,aunque se trata de una vivienda unifamiliar, he querido recoger todos esos conceptos descritos en breves pinceladas y muchas otras ideas que recorren mi cabeza.

Deje un comentario